jueves, 27 de noviembre de 2008

Jugamos al escondite

" The married priest" Magritte

Pasamos tanto tiempo dándonos la espalda a nosotros mismos que llega un momento en que no nos reconocemos. Hemos pasado por nuestros problemas de puntillas, sin querer levantar mucha polvareda, no vaya a ser que descubramos, que descubran, una mancha en nuestro expediente.

Hemos guardado fotos prohibidas entre hojas de libros leídos en la adolescencia, como flores secas, flores del mal. Hemos ocultado nuestros deseos en una caja de bombones, en el sótano, porque más abajo no se podían guardar.

Hemos escondido a nuestro amante en el armario del vecino, y al verlo salir lo hemos ignorado. También hemos aparentado ser “el hijo, la madre, el esposo” ideal porque eso era lo que esperaban de nosotros.

Hemos vuelto la cabeza cuando alguien lloraba porque no queríamos implicarnos en su dolor fingiendo que no somos cotillas.

Y en ese vaivén de la perfección, en este trasiego de la apariencia, hemos conseguido ser tierra pegada a nuestros propios zapatos.

La entrada de hoy es un pequeño homenaje a este fabuloso pintor belga que el 21 de noviembre hubiera cumplido 11o años.

NO TE DETENGAS

No dejes que termine el día sin haber crecido un poco,
sin haber sido feliz, sin haber aumentado tus sueños.
No te dejes vencer por el desaliento.
No permitas que nadie te quite el derecho a expresarte,
que es casi un deber.
No abandones las ansias de hacer de tu vida algo extraordinario.
No dejes de creer que las palabras y las poesías
sí pueden cambiar el mundo.
Pase lo que pase nuestra esencia está intacta.
Somos seres llenos de pasión.
La vida es desierto y oasis.
Nos derriba, nos lastima,
nos enseña,
nos convierte en protagonistas
de nuestra propia historia.
Aunque el viento sople en contra,
la poderosa obra continúa:
Tú puedes aportar una estrofa.
No dejes nunca de soñar,
porque en sueños es libre el hombre.
No caigas en el peor de los errores:
el silencio.
La mayoría vive en un silencio espantoso.
No te resignes.
Huye...


Walt Whitman

9 comentarios:

supersalvajuan dijo...

Nos escondemos, pero todo cambia menos Dios!!!
http://www.youtube.com/watch?v=nUworKXBzdE

KriD dijo...

Preciosa entrada. ¡Qué fuerte que eres! ¡Y todo al borde la lágrima!

Duncan de Gross dijo...

Muy buena entrada Danae!!, se te ha echado de menos!!, y ya de paso a Krid también, con lo fuerte que empezó!!, me encanta la magia, el misterio de Magritte, pero no me hubiera imaginado al pobre cumpliendo los 110 años, uuf, que palo, gran post!!, besotes!!

... eterna * busqueda ... dijo...

Estas líneas de Walt invitan a ser leidas a diario!!! como la oración de la mañana...
Magritte no sólo es surrealista, sino que es sublime....perfectamente irreal pero tan acorde con la belleza irreal de los sueños y los ideales de la belleza loca....
GRACIAS POR REGALARNOS UN VÍVIDO HOMENAJE A OTRO DE LOS TANTOS GENIOS!!!!!

Sarinsky dijo...

Un post estupendo!! Es un placer leerte.
Por cierto, gracias por el commenti que me dejaste en mi blog, ha sido todo un alago.

Saludos!!

Desde Barna con amor dijo...

De vez en cuando volveré a leer esta entrada para recordar quién soy y espantar malos fantasmas.

Precioso y delicado como todo lo que haces.

eva.

tusobras dijo...

“Hemos conseguido ser tierra pegada a nuestros propios zapatos”. La tierra y el barro también son capaces de amar. Ya sabes que estoy con Miguel Hernández te dejo otra perla.
Me llamo barro aunque Miguel me llame.
Barro es mi profesión y mi destino
que mancha con su lengua cuanto lame.
Soy un triste instrumento del camino.
Soy una lengua dulcemente infame
a los pies que idolatro desplegada.
Como un nocturno buey de agua y barbecho
que quiere ser criatura idolatrada,
embisto a tus zapatos y a sus alrededores,
y hecho de alfombras y de besos hecho
tu talón que me injuria beso y siembro de flores.
Coloco relicarios de mi especie
a tu talón mordiente, a tu pisada,
y siempre a tu pisada me adelanto
para que tu impasible pie desprecie
todo el amor que hacia tu pie levanto.
Más mojado que el rostro de mi llanto,
cuando el vidrio lanar del hielo bala,
cuando el invierno tu ventana cierra
bajo a tus pies un gavilán de ala,
de ala manchada y corazón de tierra
Bajo a tus pies un ramo derretido
de humilde miel pataleada y sola,
un despreciado corazón caído
en forma de alga y en figura de ola.
Barro en vano me invisto de amapola,
barro en vano vertiendo voy mis brazos,
barro en vano te muerdo los talones,
dándole a malheridos aletazos
sapos como convulsos corazones.
Apenas si me pisas, si me pones
la imagen de tu huella sobre encima,
se despedaza y rompe la armadura
de arrope bipartido que me ciñe la boca
en carne viva y pura,
pidiéndote a pedazos que la oprima
siempre tu pie de liebre libre y loca.
Su taciturna nata se arracima,
los sollozos agitan su arboleda
de lana cerebral bajo tu paso.
Y pasas, y se queda
incendiando su cera de invierno ante el ocaso,
mártir, alhaja y pasto de la rueda.
Harto de someterse a los puñales
circulantes del carro y la pezuña,
teme del barro un parto de animales
de corrosiva piel y vengativa uña.
Teme que el barro crezca en un momento,
teme que crezca y suba y cubra tierna,
tierna y celosamente
tu tobillo de junco, mi tormento,
teme que inunde el nardo de tu pierna
y crezca más y ascienda hasta tu frente.
Teme que se levante huracanado
del bando territorio del invierno
y estalle y truene y caiga diluviado
sobre tu sangre duramente tierno.
Teme un asalto de ofendida espuma
y teme un amoroso cataclismo.
Antes que la sequía lo consuma
el barro ha de volverte de lo mismo.

firmin dijo...

Es buenísimo todo, tú comentario estupendo y precioso el poema de ese poeta maravilloso.Te felicito. Un abrazo. (soy ámbar que es un lío, venía del blog del fabulador duncan y por no cambiar.)

Javier Jiménez-Ridruejo (artecom) dijo...

¿ Por qué te gusta tanto Magritte?¿ La imprevisibilidad de su surrealismo no parece un poco forzada?¿por qué no De Chirico, por ejemplo?.
Me van más los expresionistas alemanes o los expresionistas abstractos...
Magritte acaricia, ellos golpean.