domingo, 16 de noviembre de 2008

Mujer de alma inquieta

"Los amantes " de Magritte

Voy buscando a Diótima de Mantinea, alma inquieta que tal vez no existió. Es una mujer que se presenta a sí misma como sacerdotisa, aunque Sócrates la nombra, en el banquete de Platón, como su maestra en el arte de amar.
Fue la primera mujer que habló de amor en un mundo filosófico-masculino.
La busco desesperadamente porque no sólo de amor físico habla, también del espiritual.
La persigo porque vio el amor como intermediario entre la luz y la sombra; como equilibrio entre el que pide y el que reparte. El amor que se sabe deseado pero que también sabe dar.
Voy tras ella para que me confirme que el amor está más allá de nosotros, que se muestra esperando un nombre, como lenguaje de pájaros que arden.
Me enseñó que en el aprendizaje del amor hay que ir subiendo escalones: suaves unos, altísimos otros. Y que al final de la escalada está la belleza. “Aquel que ha seguido el camino de la iniciación amorosa en el orden correcto, al llegar al fin percibirá súbitamente una hermosura maravillosa, causa final de todos nuestros esfuerzos... Una hermosura eterna, no engendrada, incorruptible y que no crece ni decrece". Eso me dijo Diótima.

Ando buscando a Diótima, si la has visto, si te ha hablado de amor, cuéntame qué te ha dicho.


A DIÓTIMA

¡Bella vida! Tú vives, como leve brote de invierno,
en este mundo agostado sola y callada floreces.
Aire ansías, y luz, primavera que vierta su tibio
resplandor, cuando buscas la infancia del mundo.
Ya tu sol, ya tu tiempo feliz se ha ocultado,
y en la noche glacial sólo hay fragor de huracanes.

Friedrich Hölderlin

8 comentarios:

supersalvajuan dijo...

¿Era esa la sacerdotisa del amor a la que cantaban los Rodríguez?
http://www.youtube.com/watch?v=WRe2HQdTVQw

KriD dijo...

No sé si fue Diótima, san Pablo (carta a los Corintios), Horacio (Ars amandi) o Ibm Hazam (El collar de la paloma), pero alguien me dijo alguna vez que el amor ni se crea ni se destruye (como la energía. Es una energía), tiene existencia propia (alejada de los amantes. Mira Eros) y cuando llega a nosotros nada podemos hacer.
Alguien me dijo una vez que quien ama, nunca está solo. Que el amor perdona y responde. Y, alguna vez, se desborda, como la lava de un volcán en erupción.
Entonces recorre la vida, toda, de quien ama, y va tiñendo cada rincón, y todo se cubre de amor, que se solidifica y queda protegido gracias a este sentimiento, por los siglos de los siglos.

Duncan de Gross dijo...

No conocía a Diótima... Y Krid lo que has escrito es muuuy bonito, bien por las dos!!!.

P.D. Ayys!!, quita la verificación de palabra, es un rollo!!

danae rain dijo...

Gracias Krid por tus palabras, son para otro Post.
Duncan, intentaré quitarlo, no sé si sabré hacerlo.
Besitos para todos

... eterna * busqueda ... dijo...

Si es lo q imagino....pues no tengo palabras...me quedé speachless!!!! con lo que amo ese cuadro de Magritte!!!! yo pensé que me ibas a analogar con la medusa (es que estoy tan loca...jajaja) me enamoré de tu sabiduría una vez más...quisiera tomarnos un café de 10 horas sólo para oírte cómo expresás tu amor profundo al arte !!!! ya me pongo a investigar sobre Diótima...qué bello nombre...y qué cautivante suena la historia!!!!
besitos madrileñosargentiñados....

la pequeña candi dijo...

Por favor Danae... si la encuentras me la mandas para Badajoz... quiero conocer a tan genial dama.
Un beso!

Anita dijo...

Diótima, !cuánto debe saber esta mujer!

Bnito texto. Muakk

ambar dijo...

Venía a otra cosa: a decirte lo genial que me ha parecido lo de "mitología cañí" aplicado a "la versión duncan de los hechos", pero me he quedado parada en seco con el post. Es precioso lo que has puesto, me encanta de veras.Besos.